Instaladores

El seguro de Responsabilidad Civil para instaladores es un requisito indispensable para poder realizar trabajos de instalación en distintos ámbitos, ya que habitualmente es exigido por la Administración, ya sea autonómica o estatal, y además proporciona a estos profesionales la tranquilidad de contar con el respaldo de una compañía de seguros ante posibles reclamaciones de terceros por hechos ocurridos en el desarrollo de su actividad.

El marco legal se recoge en el artículo 1902 del Código Civil, al establecer que «el que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado». Asimismo, el artículo 1903 añade que «la obligación que impone el artículo anterior es exigible, no sólo por los actos u omisiones propios, sino por los de aquellas personas de quienes debe responder».

Por ello, nuestro seguro de Responsabilidad Civil para instaladores ofrecer las más amplias coberturas y garantías disponibles en el mercado asegurador. Nuestro seguro de Responsabilidad Civil protege al instalador de aquellos daños que accidentalmente pueda causar a terceras personas, ya sean daños materiales o personales, así como de los perjuicios económicos que sean consecuencia de tales daños, y le garantiza afrontar sus problemas legales de una manera rápida y eficaz, trasladando a la compañía de seguros los gastos de defensa y la indemnización por los daños y perjuicios de los que deba responder el profesional, proporcionándole la tranquilidad que necesita para continuar desarrollando su trabajo.

Nuestro seguro de RC para instaladores comprende un amplio abanico de actividades, tales como:

  • Instalación y montaje, reparación, mantenimiento y supervisión de instalaciones eléctricas en baja y alta tensión.
  • Instalación y mantenimiento de instalaciones de telecomunicaciones.
  • Instalación y reparación de electrodomésticos.
  • Instalación, mantenimiento y reparación de instalaciones domóticas.
  • Instalación y mantenimiento de sistemas audiovisuales, tales como sistemas de megafonía y microfonía, sonorización, sistemas de televisión de circuito cerrado, porteros y videoporteros electrónicos, controles de acceso y montajes de estudios de producción audiovisuales.
  • Instalación y mantenimiento de instalaciones térmicas, de calefacción, climatización, fontanería y aire acondicionado en edificios sin gas.
  • Trabajos de frío industrial e instalación y mantenimiento de instalaciones de energías renovables (solar, fotovoltaica, biomasa y geotérmica).
  • Manipulación de equipos con sistemas frigoríficos de refrigerantes fluorados.
  • Instalación y mantenimiento de sistemas de protección contra incendios y sistemas de seguridad antirrobo.
  • Instalación y mantenimiento de sistemas de gas A, B y C.
  • Servicios de reparación y mantenimiento de ascensores.
  • Obras de reforma en el interior de inmuebles, sin afectar a los elementos estructurales o de carga de aquéllos.
  • Instalación y mantenimiento de aparatos de aire a presión.
  • Instalación y mantenimiento de productos petrolíferos líquidos.

Este seguro de Responsabilidad Civil incluye varias coberturas fundamentales para el instalador:

  • Responsabilidad Civil de Explotación: cubre reclamaciones por actos u omisiones que tengan su origen en el desarrollo de la actividad de instalación.
  • Responsabilidad Civil Patronal: cubre reclamaciones por daños personales sufridos por empleados a consecuencia de un accidente laboral.
  • Responsabilidad Civil Post-Trabajos: cubre reclamaciones por daños que pueda ocasionar la instalación una vez entregada. Es muy importante comprobar el periodo de reclamación de esta cobertura, que debería ser de 24 meses, salvo en el caso de las instalaciones de gas y/o productos petrolíferos líquidos, en las que debería ser de 48 meses.

Otras coberturas que son también importantes son las de Responsabilidad Civil Locativa, Cruzada y Subsidiaria de Contratistas y Subcontratistas.

* Campos obligatorios