Madrid: 91 788 6150 - Barcelona: 93 445 3430

Día a día las empresas se ven expuestas a una serie de factores que pueden comprometer su estabilidad, óptimo desarrollo y credibilidad. Los constantes avances en el campo de la tecnología son beneficiosos y bien recibidos por la comunidad en general, pero también pueden abrirle paso a un aspecto que es necesario tener presente como los diversos tipos de riesgos informáticos que están latentes. En ocasiones y por desconocimiento, los empresarios suelen ignorar estos riesgos, generando eventualidades difíciles de sortear.

A nivel mundial, diversas organizaciones se han encargado de llevar a cabo estudios con la finalidad de detectar los tipos de riesgos informáticos más comunes que pueden representar una amenaza para las compañías, ya que muchas veces los responsables de manejar la seguridad informática de una organización no tienen claro cómo una falla de carácter tecnológico puede representar un verdadero riesgo, sobre todo para la protección de datos confidenciales.

¿Cómo prevenir riesgos informáticos?

Afortunadamente, existe un extenso número de proveedores y consultores que actualmente ofrecen sus servicios tecnológicos como una manera de apoyar e informar a las empresas acerca de las nuevas tendencias en el ámbito de la tecnología de la información y comunicaciones (TIC), así como de los posibles riesgos a los que se pueden enfrentar cada año. Esto les permite estar alertas y crear estrategias pensadas especialmente para prevenir incidentes que pongan en riesgo sus actividades o saber cómo enfrentarlos.

Por otro lado, también están las aseguradoras que, más allá de las previsiones de tecnología de la información, ofrecen distintas coberturas a las empresas de IT para resguardarse ante cualquier eventualidad que pueda surgir. En el caso de Markel, nuestro producto específico para cubrir a empresas o profesionales del sector de tecnología y comunicaciones es Markel IT.

Volviendo a la fase inicial de previsiones, y teniendo en cuenta un estudio realizado por Zurich, en conjunto con el centro de estudios Atlantic Council, se pudo conocer que las organizaciones deben:

  1. Disminuir, en la medida de lo posible, los tiempos de respuesta a los riesgos informáticos como una manera de evitar males mayores a nivel organizacional.
  2. Analizar la dependencia de las tecnologías de la información (TI) que han venido generando ciertos riesgos que están interconectados.

Tipos de riesgos informáticos más usuales:

  • Sabotaje informático. Esto se refiere a todas las conductas que estén enfocadas a causar afectación en el hardware o en el software del sistema de la compañía.

Existen diversos métodos que se implementan para llevar a cabo estos daños en los sistemas informáticos y se pueden clasificar en dos grupos: los que tienen que ver con conductas dirigidas a causar destrozos físicos y, los que están pensados para ocasionar daños a nivel lógico.

Dentro de los físicos está la destrucción del hardware y el software de un sistema, por ejemplo, causando incendios o explosiones, colocar piezas de aluminio dentro de la computadora para ocasionar cortocircuitos o aplicar líquidos en los equipos; dentro del nivel lógico están los daños, ocultación o alteración de información dentro del sistema informático.

  • Fraude a través de redes o computadoras. Es algo muy común y que se debe tener en cuenta, ya que comprende la manipulación ilegal de la información de la empresa a través de la creación de datos falsos, la alteración de los datos originales, así como de los procesos informáticos de la compañía con el propósito de obtener algún beneficio o de perjudicar a la organización.

Cada vez son más los empresarios que tratan de evitar este tipo de fraudes y están conscientes que si bien es muy posible alterar datos en un ordenador, también hay alternativas que están diseñadas para proteger a las empresas.

  • Utilizar ilegalmente los sistemas informáticos de otras personas. Esto es algo que se ve mucho en las organizaciones y se trata de cuando los trabajadores, o personas ajenas a la organización, utilizan sin autorización los equipos y programas de un sistema informático ajeno.

A veces no son usados con fines maliciosos, sino para suplir algunas actividades adicionales a las que tienen en su oficina, sin embargo, no es correcto y en todo caso debería solicitar un permiso especial para evitar que se produzca un fallo que no se tenga previsto.

  • Riesgo de asociaciones con contrapartes. Según el portal Tech Target, este riesgo se puede presentar al tomar la decisión de trabajar en un proyecto conjunto con un tercero. Los riesgos pueden surgir al momento de compartir información.
  • Los de infraestructura ascendente. Es uno de los destacados en el estudio mencionado y resalta que “en la actualidad hay sociedades y economías que son sustentadas por infraestructuras informáticas, ya sean sus sistemas de electricidad o telecomunicaciones que, de sufrir alteraciones, como una potencial regulación de Internet, crearían riesgos para cualquier organización”.

Cuando las organizaciones no cuentan con una estructura de información tecnológica efectiva (hardware, software, redes, personas y procesos), les resulta muy cuesta arriba poder soportar de manera eficiente las necesidades de los negocios con un coste ideal.

Las compañías que ofrecen servicios de protección informática, y las aseguradoras que incluyen en su portafolio de productos seguros de responsabilidad civil y otros asociados para empresas IT, están haciendo recomendaciones cada vez más insistentes y específicas para que las empresas comprendan la importancia de proteger sus datos, ya que con el continuo avance tecnológico los riesgos están a la vuelta de la esquina.

Cada vez es más sencillo para algunas personas vulnerar la seguridad de algunos programas, comprometiendo la seguridad de la información. Por ello, es importante contar con las herramientas de regulación informática necesaria, además de estar protegido contra potenciales eventualidades, garantizando la prestación de un servicio más confiable.