Madrid: 91 788 6150 - Barcelona: 93 445 3430

Las empresas relacionadas con la organización de eventos saben muy bien la responsabilidad que conlleva agrupar a gran cantidad de personas en un mismo lugar. Están conscientes que pueden llegar a ser demandados por medio de una acción judicial que alegue seguridad inadecuada durante un evento, o cuando un espectador resulta lesionado después de un incidente que se demuestre previsible. En todo caso, lo ideal es contar con un seguro para eventos especialmente diseñados para cubrir estos posibles incidentes.

El riesgo asociado a los eventos es inevitable, garantizar que cada espectador no resulte lesionado mientras asiste a un evento es una tarea complicada que no siempre se logra alcanzar. Por esta razón, entre el portafolio de productos de seguros para empresas, Markel ha desarrollado uno que brinda cobertura a las empresas envueltas en este ambiente, ofreciendo la cobertura de responsabilidad civil para organización de eventos.

Contar con una póliza de responsabilidad civil para eventos es un paso fundamental que los planificadores, promotores y operadores de eventos deben realizar para poder hacer frente a las repercusiones de posibles accidentes que involucren lesiones de un espectador. Contar con este seguro se vuelve una necesidad estratégica para poder afrontar situaciones de alto riesgo para la empresa.

A pesar de los miles de eventos públicos y privados organizados con éxito cada año en España, una mayor conciencia de la seguridad y la amenaza del terrorismo han penetrado en la conciencia pública y afectan la organización de eventos de todo tipo, en todas las ubicaciones.

Durante shows, en clubes nocturnos, eventos deportivos y festivales musicales, puede ocurrir un acontecimiento desafortunado que necesitará una cobertura de responsabilidad civil.

Después de experimentar un incidente que vulnere o lesione la integridad física y/o mental de alguno de los asistentes durante el desarrollo de un evento, las demandas y enjuiciamientos contra los organizadores son usualmente las primeras acciones que se efectúan.

Principales riesgos al organizar un evento:

  • Algún fenómeno natural. Al hacer una actividad al aire libre, pueden ocurrir eventos climáticos que afecten la integridad de las personas durante el espectáculo.
  • Realización de protestas, manifestación o de algún acto con ideología contraria al evento que se está realizando. Dependiendo de la temática y del alcance del evento, esto puede acarrear grandes riesgos.
  • Robos o hurtos dentro del evento debido a negligencia en la seguridad.
  • Intoxicación con los alimentos y bebidas que el público pueda consumir durante el evento, debido por ejemplo, a mala manipulación de los mismos o por no respetar los parámetros de conservación en frío, fallos eléctricos o riesgos en las instalaciones y equipamientos, o, por ejemplo, tropiezos con cables que traspasan los pasillos que la gente puede llevarse por delante.

Por todo esto, Markel ha diseñado este producto – seguro para eventos – para que la organización de un evento esté respaldado con un apropiado seguro de responsabilidad civil.