Madrid: 91 788 6150 - Barcelona: 93 445 3430

Cada día las empresas deben enfrentar diversas variables que pueden llegar a amenazar el correcto desempeño de sus actividades. Una de ellas son los riesgos profesionales, que pueden incidir de manera directa o indirecta, no solo en la compañía sino también en los trabajadores.

Pero, ¿sabes qué es un riesgo profesional? En líneas generales podría definirse como una amenaza, obstáculo, daño, incidente, accidente o siniestro que puede provenir de diferentes escenarios, en este caso el laboral y que pueden estar presentes en cada profesión dependiendo del nivel de exigencia de cada una y del tipo de labores que se lleven a cabo.

Es necesario tener presente que no todas las profesiones y empleos representan los mismos riesgos, ya que cada nivel de exposición será distinto y responderá a las demandas de cada área de trabajo.

Así pues, es preciso determinar todos los factores que entran en juego como, por ejemplo:

  •   Lugar donde se realizan las actividades laborales
  •   Tareas que se asignen
  •   Cargo de cada empleado
  •   Actividad comercial propia de la compañía

Cabe acotar que no todas las amenazas se pueden clasificar como riesgos puesto que son muchas las que tienen un menor rango de repercusión y que las deja fuera de esta escala. Por lo general, se les conoce como situaciones condicionantes o elementos propios del entorno.

Son muchas las empresas que se están enfocando en diseñar estrategias para mejorar la calidad de los productos que ofrecen y en cumplir con las expectativas de sus clientes, sin embargo, es esencial que, así como hay un especial interés por mantenerse a la vanguardia tecnológica y comercial con el fin de ser más competitivos, tengan presente la importancia de fortalecer su gestión de riesgos de seguridad para así lograr proteger todas las áreas que componen a su empresa.

Hay que ver las capacitaciones como inversiones a futuro que permitirá a los empleados contar con las herramientas necesarias a fin de prevenir y disminuir los riesgos profesionales, al tiempo que se fortalece la cultura organizacional enfocada en la eficiencia y eficacia de sus procesos.

Tipos de riesgos profesionales

A continuación, mencionamos algunos de los principales tipos de riesgos profesionales que se pueden hallar en el campo empresarial, según información reflejada en el portal web ISO Tools:

  • Mecánicos. Contempla los daños que se puedan generar al utilizar máquinas, herramientas, equipos y objetos que puedan ocasionar accidentes.
  • Físicos. Se refiere a diversos factores que dependen de las propiedades físicas de los cuerpos y que puedan afectar a los trabajadores (iluminación, la radicación, la temperatura, el ruido, entre otros)
  • Químicos. Los riesgos de este tipo pueden surgir por la presencia de gases, vapores o polvos tóxicos o irritantes en el área de trabajo.

Para poder eliminar este riesgo es necesario diseñar estrategias que permitan utilizar materiales alternativos que tengan un menor nivel de toxicidad, así como acondicionar los espacios para que exista una mejor ventilación, controlar las filtraciones -si las hubiese- o suministrar al personal del equipo y vestimenta adecuada para proteger a los empleados.

  • Biológicos. Estos pueden originarse por hongos, bacterias, parásitos o virus que se transmiten a través de animales o equipos de trabajo que estén contaminados o presenten malas condiciones de limpieza.

Es usual que este riesgo se presente más en industrias relacionadas con el procesamiento de alimentos. Una manera de limitar o eliminar estas eventualidades es eliminando la fuente de la contaminación o, en caso de que no sea posible, utilizar prendas protectoras.

  • Locativos. Relacionadas a las instalaciones donde desarrollan sus actividades los trabajadores y las características de diseño, construcción y mantenimiento que deben estar acordes a las necesidades del personal.

Aquí las compañías deben estar atentas a los materiales con los que fueron construidos los pisos, las escaleras, pasillos, mobiliario, entre otros, como una manera de determinar cuáles puedan tener menor expectativa de duración.

  • Psicosociales. Tiene que ver con las relaciones interpersonales del trabajador en su ambiente laboral y el clima de trabajo que propicia la organización, en donde se pueden sufrir riesgos de depresión, estrés o cargas laborales excesivas.
  • De la información. Relacionados a factores que afecten la gestión de datos, confidenciales y protección de la información de la empresa o de sus clientes. Esto puede ocurrir por distintos motivos como errores humanos o ataques externos a la organización.
  • Meteorológicos. Aquí entran en juego los fenómenos naturales como erupciones volcánicas, desbordamientos de ríos, terremotos, tormentas, inundaciones, huracanes, etc.

¿Cómo se pueden prevenir los riesgos profesionales?

Los cambios son una constante y la competitividad de las empresas crece con cada nuevo día, es por ello que, si las compañías tienen en mente asegurar el máximo aprovechamiento de sus recursos y llevar a cabo sus actividades de una manera óptima, es necesario que implementen estrategias efectivas que permitan prevenir al máximo los riesgos profesionales.

Los ingenieros de seguridad industrial intentan eliminar los riesgos en su origen o reducir su intensidad; cuando esto es imposible, los trabajadores deben usar equipos protectores.

Según el riesgo, el equipo puede consistir en gafas o lentes de seguridad, tapones o protectores para los oídos, mascarillas, trajes, botas, guantes y cascos protectores contra el calor o la radiación. Para que sea eficaz, este equipo protector debe ser adecuado y mantenerse en buenas condiciones.

Con el apoyo de las nuevas tecnologías los empresarios tienen la opción de proponer nuevas alternativas para que la contratación de un seguro no sea visto como algo básico y limitante. Es necesario llevar a cabo estudios profundos y específicos que permitan conocer las necesidades y requerimientos de cada área profesional, para elegir una póliza de seguros personalizada y que tenga la potestad de cubrir todos los riesgos particulares a los que se expone cada empleado.

Una de las pólizas más buscada por los ejecutivos de negocios son las de Seguro de Responsabilidad Civil Profesional que dentro de sus bondades les permite a las empresas proteger a terceras personas que sean víctimas de un incidente económico, personal o material durante su jornada laboral.