Madrid: 91 788 6150 - Barcelona: 93 445 3430

Las empresas y negocios están expuestos constantemente a diferentes riesgos que, en muchas ocasiones, pueden amenazar su estabilidad económica y reputación. Uno de esos riesgos, por ejemplo, se presenta cuando al ejercer sus actividades profesionales o comerciales se causan daños y prejuicios a terceros, ya sean clientes, empleados, socios o competidores; lo que podría ocasionar situaciones engorrosas, como el pago de altas multas o enfrentar procesos legales que pueden evitarse.

Por esta razón, blindarse con un seguro de responsabilidad civil, puede significar una gran decisión. Pero, ¿sabes qué es un seguro de responsabilidad civil? Si no conoces el término, Markel ha preparado el siguiente material para explicarte este seguro.

En términos sencillos, una póliza de responsabilidad civil contempla que una aseguradora asuma la responsabilidad del pago de los perjuicios ante terceros en los que pudiera incurrir el asegurado, sus socios, empleados o directores, mientras estén desarrollando sus labores dentro de su entorno laboral. De alguna manera esta póliza subsana a quienes resulten afectados, ya sea por lesiones o daños corporales o materiales, siempre y cuando sea responsable de manera legal y se vea en la obligación de pagar.  

En líneas generales se lleva a cabo a cambio de una prima que responde a unos límites previamente acordados en la contratación del seguro. Actualmente, este tipo de seguro se encuentra regulado por los artículos 1.902 y 1.903 del Código Civil donde queda por sentado que si una persona, ya sea por acción u omisión, le hace daño a otra, alegando culpa o negligencia, está en la obligación de hacer algo para enmendar el mal causado.

Orígenes del seguro de responsabilidad civil

Entender qué es un seguro de responsabilidad civil, conlleva también conocer un poco sus orígenes. Quizás uno de los seguros de Responsabilidad Civil que más se conoce por su antigüedad es el de auto, el cual tiene carácter obligatorio para los conductores. El seguro de automóviles tiene tanta historia como el transporte en sí, ya que tuvo sus comienzos en el seguro para carruajes de principios del siglo XVIII, el cual contemplaba cubrir los daños a terceros que causaban otros coches y caballos. A medida que se fueron fabricando los vehículos propulsados por motor, los seguros se fueron transformando y adaptando a los cambios que exigían los avances tecnológicos.

Sin embargo, y aunque muchos lo desconozcan, el seguro de responsabilidad civil de coche no es el único que se puede encontrar, ya que existen muchas pólizas de este tipo que permiten abarcar temas referentes a labores de caza, escenarios profesionales, cuidados dentro del hogar, ambientales, entre otros. La cobertura de cada uno de estos seguros responderá de acuerdo a la naturaleza de cada caso, lo importante es tener presente que el objetivo siempre será encargarse de cubrir los perjuicios que una persona física o jurídica pueda ocasionar a otros.

Conocer qué es un seguro de responsabilidad civil nos alerta sobre su importancia y utilidad, y nos lleva entender que acceder a este tipo de pólizas, es algo que no se puede tomar a la ligera o pensar que es innecesario, ya que resguardar nuestra integridad o la de nuestra empresa ante situaciones de riesgo o escenarios desfavorables, debe ser considerado una prioridad.