Madrid: 91 788 6150 - Barcelona: 93 445 3430

En el mundo comercial y empresarial de hoy en día, el seguro de caución ha tomado gran relevancia. Exigir solvencia para operar en mercados cada vez más complejos y competitivos ha influido en una mayor aceptación de este instrumento financiero, que tiene como objetivo, para responder ese interrogante común de qué es un seguro de caución, ofrecer respuestas ante infinidad de circunstancias a las que empresarios y profesionales se enfrentan habitualmente.

El seguro de caución es un contrato de garantía que otorga la empresa aseguradora para cubrir las pérdidas producidas por el incumplimiento de obligaciones legales y contractuales del tomador del seguro, frente al asegurado como acreedor de esas obligaciones. De esta manera, se cuenta con un respaldo económico extra, más amplio del que puede ofrecer una determinada empresa o autónomo por su cuenta, que genera tranquilidad ante riesgos comerciales.

Aplicaciones y ventajas

Algunas de sus aplicaciones más comunes son la garantía de las fianzas que deben establecerse a favor de instituciones públicas en procesos de licitación y ejecución de obras, y el afianzamiento de anticipos por particulares para la construcción de viviendas.

En este caso, serán devueltas tales cantidades ante incumplimiento de obra, o en el caso de que la construcción no llegue a buen fin o deje de entregarse en el tiempo acordado. En la legislación española es obligatorio contratar un seguro de este tipo cuando se percibe por parte del cliente cantidades anticipadas ante proyectos habitacionales.

Otra de las aplicaciones frecuentes del seguro de caución, es la de garantías frente a la Administración de Aduanas, dirigido sobre todo a agentes de aduanas, transitorios e importadores directos.

Frente a otros avales bancarios, este seguro tiene importantes ventajas; por ejemplo, el monto garantizado no se refleja en el pasivo de la empresa tomadora del seguro. Además, por lo general no conlleva la inmovilización de fondos, ni existen gastos de estudio, apertura o cancelación.

Esta póliza está compuesta por tres partes fácilmente diferenciables: el asegurador, que se refiere a la empresa aseguradora que proporciona el seguro; el tomador o contratante, que asume las obligaciones frente al asegurador; y en tercer lugar el asegurado, que es el beneficiario del seguro y quien exige se le presente una garantía.

¿Cómo conseguir un seguro de caución?

Pero, luego de contar con toda esta información, la pregunta es: ¿cómo conseguir un seguro de caución?

  • Lo primero que debes hacer es asegúrate de que realmente necesitas este seguro para el proyecto a emprender, en muchas oportunidades la ley no lo estipula.
  • Posteriormente, debes estar seguro de que calificas para éste, el factor más importante de tu capacidad de caución es la estabilidad financiera de tu empresa, por lo que el balance financiero certificado por un contador público será clave. Además, la aseguradora evaluará la durabilidad y capacidad de tu empresa.
  • Elige la empresa aseguradora y solicita una cotización. En este paso, se tienen en cuenta variables como el tipo de seguro para empresas a contratar, qué es lo que se asegurará y los montos y plazos del contrato.
  • Una vez aprobado el coste cotizado, es momento de obtener tu seguro de caución. El solicitante deberá firmar el contrato que estipula la relación entre las partes. Normalmente a este documento se le llama “Solicitud-Convenio”.
  • Finalmente, la aseguradora emitirá la póliza, que una vez firmada por las partes, debes hacer llegar a tu cliente.

Ahora que conoces qué es un seguro de caución y cómo conseguir uno, es momento de centrarte en esta tarea y adquirirlo. Contratar este instrumento financiero le transmitirá confianza y seriedad a tu clientela.