Madrid: 91 788 6150 - Barcelona: 93 445 3430

Es importante saber en qué consiste exactamente un siniestro y cómo actuar o cómo se tramita un siniestro cuando se nos presenta el caso.

En Markel, nos caracterizamos por poner a disposición de nuestros clientes una amplia gama de productos y coberturas (Seguros de Accidentes, Responsabilidad Civil, Caución), que pueden dar lugar a muy diferentes tipos de siniestro (Incapacidad, fallecimiento, daños a terceros, entre otros) amparados en nuestras pólizas.

En definitiva, un siniestro es un hecho accidental e imprevisible derivado del riesgo asegurado, que genera un daño o pérdida y que activa la cobertura y protección de nuestro seguro.

Por ello es fundamental conocer cómo se tramita un siniestro y cuáles son los pasos a seguir una vez que éste se produce.

¿Qué debe hacer el asegurado en caso de siniestro?

¿Has sufrido un siniestro? Un siniestro es siempre un evento desagradable que genera cierto nerviosismo. Nuestra recomendación es que mantengas la calma y nos lo comuniques inmediatamente para que podamos ayudarte e indicarte las directrices sobre cómo se tramita un siniestro. Si tu póliza está mediada por un corredor de seguros, debes informarle directamente de lo sucedido y él se encargará de realizar las gestiones oportunas con nosotros.

No obstante, en Markel ponemos a disposición de nuestros clientes una dirección de email para todas aquellas notificaciones relativas a Siniestros: siniestros.spain@markel.com, así como para la gestión de cualquier asunto relacionado con nuestro departamento de siniestros. Nuestro equipo de tramitadores cuenta con profesionales especializados y con gran experiencia, quienes estarán siempre a su disposición para ayudarte e indicarte lo necesario para la tramitación de tu siniestro y la agilidad en su resolución.

Es de vital importancia que nos proveas de tanta información como dispongas: fecha y lugar de siniestro, versión de los hechos, daños sufridos, tercero perjudicado, así como toda la documentación disponible: reclamación recibida, fotografías de los daños, informes médicos, facturas y, en general, todos los documentos relacionados con el evento producido.

Así mismo, la propia Ley 50/1980 del contrato de Seguro define la obligación de informar del siniestro y de aminorar sus consecuencias por parte del asegurado:

  • Así, la Ley indica que el tomador del seguro o el asegurado o beneficiario deberán comunicar al asegurador el acaecimiento del siniestro dentro del plazo máximo de siete días de haberlo conocido, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplio.

Es importante, por tanto, que tan pronto como la situación que provoca el siniestro se haya estabilizado, el asegurado acuda a su mediador de seguros para dar parte del mismo, informando lo más detalladamente posible de todos los detalles del siniestro acaecido.

  • El asegurado o el tomador del seguro deberán emplear los medios a su alcance para aminorar las consecuencias del siniestro.

Una vez que el parte de nuevo siniestro esté comunicado a Markel, nuestro Departamento de Siniestros analizará la cobertura del mismo con arreglo a las garantías de la póliza contratada. En el supuesto de encontrarse el siniestro cubierto por el contrato de seguro, se valorará y analizará la documentación aportada para determinar la cuantía a indemnizar que corresponda para la reparación del daño causado.

Para ello, contamos además, con una red de colaboradores de amplia trayectoria y prestigio que ponemos a disposición para una eficaz y rápida resolución del siniestro.