Cuál es el mejor seguro de caza

Seguro de caza y seguros de pesca

Sin duda, el mejor seguro de caza es aquel que nos ofrece un abanico más amplio de coberturas. Se trata de una actividad de riesgo, cuyas consecuencias ante un siniestro pueden ser fatales. No solamente para la víctima, sino también para el causante, que puede ver mermada su economía particular para siempre. Por ello, elegir las mejores coberturas para practicar esta actividad resulta fundamental.

En el mercado existen numerosas ofertas de seguros de caza. La mayoría de ellas se quedan en el aspecto obligatorio que recoge la ley, lo que permite ofrecer un seguro económico y al alcance de cualquier cazador.

Sin embargo, en el seguro, como en gran parte de los aspectos de la vida, lo barato no siempre es lo más aconsejable. De hecho, las coberturas a las que obliga la ley para este tipo de seguros pueden quedarse muy cortas y poner en apuros al asegurado, tras creer que estaba bien cubierto con su seguro.

Por ello, elegir una póliza con las coberturas más amplias es una excelente recomendación para los amantes de esta disciplina.

Como veremos en este artículo, es importante tener, y elegir bien, el seguro de caza. Existen varias coberturas adicionales que complementan el seguro obligatorio y que ofrecen gran tranquilidad a los asegurados. Junto a ello, se detallan una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de contratar este tipo de pólizas.

¿Por qué es importante tener un seguro de caza?

La importancia del seguro de caza radica en dos aspectos. En primer lugar, por su obligatoriedad. Y en segundo, por la importancia de protegernos a nosotros mismos, nuestro patrimonio y a quien nos acompañe en esta actividad de riesgo.

La obligatoriedad viene establecida en el Real Decreto 63/1994 en el cual se determina que no se podrá obtener la licencia de caza sin haber acreditado previamente contar con un seguro de este tipo.

El seguro de suscripción obligatoria cubre exclusivamente la indemnización, por responsabilidad civil, de los daños corporales ocasionados a las personas por la acción de cazar, y hasta el límite máximo de 90.151,82 euros por víctima. Es decir, otro tipo de daños como pueden ser los materiales, no están cubiertos por el seguro obligatorio.

De ahí la importancia de contar con un seguro que amplíe la cobertura obligatoria para el ejercicio de la caza. En él, como veremos en el siguiente punto, se pueden contratar, adicionalmente, una serie de garantías que nos ofrecerá mayor protección.

¿Qué cubre el seguro de caza?

¿Qué cubre el seguro de caza? 

Como hemos visto, la cobertura principal y obligatoria del seguro de caza es la responsabilidad civil por daños personales. Ha de tenerse en cuenta que esta cobertura solo cubre el territorio español. Pero, existe una amplia gama de coberturas que se pueden contratar opcionalmente, según la compañía que ofrezca el producto. Entre ellas, podemos destacar:

  • Responsabilidad civil voluntaria. Amplía la garantía principal cubriendo, básicamente, la responsabilidad civil por daños materiales. Es decir, no solo los daños corporales que se puedan causar a un tercero con el arma, sino también los que afecten a bienes materiales de terceros, e incluso puede cubrir los perjuicios económicos derivados de estos. El capital asegurado en esta cobertura también suele ser superior al del seguro obligatorio y puede, además, dar cobertura a la responsabilidad civil de los perros utilizados en el ejercicio de la caza.
  • Fianzas y costes judiciales.
  • Reclamación a terceros.
  • Accidentes. Esta garantía se refiere a los daños que sufra el cazador, causados por un accidente durante el desarrollo de la caza, e incluso en los traslados relacionados con ella. Suele abarcar el fallecimiento e invalidez permanente y los gastos médicos y farmacéuticos.
  • Cobertura del arma. Puede cubrir tanto el robo de la escopeta en el domicilio o en el interior del vehículo durante el desplazamiento al lugar donde se practique la caza, así como la explosión o reventón del arma a consecuencia de encasquillamiento.
  • Cobertura de perros de caza. Se puede asegurar el fallecimiento accidental del animal durante el acto de la caza o los daños que sufran, involuntariamente, por disparo de otro cazador.
  • Ampliación de coberturas en el extranjero. Algunas pólizas ofrecen la posibilidad de ampliar las coberturas al extranjero, circunstancia que no ocurre con el seguro obligatorio, que solo ampara el territorio nacional.
  • Asistencia en viaje. Normalmente está vinculada con la anterior, cuando se caza en el extranjero, aunque también hay pólizas que dan cobertura de asistencia en viaje durante los desplazamientos dentro del propio terreno de caza en España.

Recomendaciones para contratar el seguro de caza

  • El seguro obligatorio básico es un buen producto para cumplir la normativa. Pero su cobertura se puede quedar muy corta, dado que el importe de 90.151,82 euros, en caso de víctima mortal, en la práctica es insuficiente. Por ello, es más que recomendable ampliar esta garantía.
  • En el momento de la contratación, hemos de establecer el ámbito territorial de cobertura que queramos tener. Si se tiene previsto practicar la caza fuera de nuestras fronteras, es importante contratar la garantía para ello.
  • El seguro solo tiene efecto cuando el ejercicio de la caza se produzca en día y lugar habilitado para ello. La caza furtiva, o fuera de las fechas autorizadas, estaría excluida.
  • Si se caza con perros, es importante consultar si la raza de los mismos está incluida en la cobertura de responsabilidad civil voluntaria de estos animales ya que, lo habitual, es que queden fuera de esta cobertura y precisarían de un seguro específico

Seguros de pesca

Ya sea de manera profesional como recreativa, en España se requiere una licencia para pescar, lo que hace muy aconsejable contar con un seguro que se adapte a la modalidad escogida y proteja ante los variados altercados que se pueden producir.

Seguro de pesca

¿Qué cubre el seguro de pesca? ¿Es obligatorio este seguro?

Los seguros de pesca suelen incluir:

  • Responsabilidad civil, para cubrir daños personales o materiales causados de forma involuntaria a terceros. También cubre los daños propios.
  • Defensa penal y asesoría jurídica, ante los daños sufridos durante la pesca y por circunstancias en las que se puede imputar por practicar la pesca deportiva con una negligencia.
  • Reclamación de daños personales ocasionados por terceras personas o producidos por un imprevisto durante la pesca deportiva o submarina.
  • Atención médica e indemnización por invalidez o muerte.

En cuanto a su obligatoriedad, solo es así en algunas regiones. En Murcia hay que contratar la cobertura de daños propios y el seguro de Responsabilidad Civil para cubrir daños a terceros. Esta última póliza también es necesaria para pescar en Andalucía y Cataluña. En el resto de comunidades autónomas, no hay una normativa que exija este tipo de seguros.

Seguro para pesca submarina

En el caso de la pesca submarina, aquella que se realiza sumergiéndose a pulmón libre en el agua, sin ayuda de equipos autónomos o semiautónomos, es necesario disponer de una licencia que tiene carácter autonómico.
Junto a la misma, es imprescindible contratar un seguro de Responsabilidad Civil para poder practicarla, que cubra los daños a terceras personas, personales y materiales. No obstante, esta disciplina se realiza con arpón o fusil de pesca. Además de la RC obligatoria, se pueden incluir otras coberturas como la defensa penal y la asesoría jurídica.

Seguros para barcos pesqueros

Seguros para barcos pesqueros

La licencia y el seguro de Responsabilidad Civil también resultan obligatorios para todos los barcos pesqueros y cubre la muerte o lesiones corporales de terceras personas, el salvamento, los daños materiales y las pérdidas económicas ocasionados a terceros y los producidos a otros barcos.

Otros artículos que te pueden interesar

Descubra más detalles acerca de nuestra experiencia, productos, noticias de interés, eventos...