!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
Madrid: 91 788 6150 - Barcelona: 93 445 3430

Si desempeñas una actividad profesional o comercial por cuenta propia, es indispensable tomar las medidas necesarias que te ayuden a proteger tu negocio. Contratar un seguro de responsabilidad civil para autónomos es una de las decisiones que no debes postergar cuando decides trabajar de manera independiente.

Pero, ¿sabes qué es un seguro de responsabilidad civil para autónomos? Este seguro es el que cubre y repara los daños y perjuicios ocasionados a otra persona (ya sean daños personales o a su patrimonio) durante el ejercicio de la actividad del asegurado, cuando se produzca por una acción u omisión, propia o de alguien por el que deba responder, y donde haya existido algún tipo de culpa o negligencia.

Es cada vez más frecuente la contratación de este tipo de seguro entre los trabajadores independientes. Pues, en muchas ocasiones, los siniestros pueden llegar a ocasionar consecuencias muy desfavorables, inclusive de carácter penal, cuando la acción realizada sea considerada delito.

Por esta razón, es casi obligatorio que en la mayoría de las actividades profesionales se disponga de seguros para autónomos, especialmente para las actividades relacionadas con el sector industrial y empresarial.

¿Por qué es importante contar con un seguro de responsabilidad civil siendo autónomo?

El seguro de responsabilidad civil para autónomos está pensado sobre todo para proteger a personas que cuentan con pequeños negocios, por lo general con reducidos volúmenes de facturación al año, y que en su mayoría no cuentan con empleados, o tienen pocos trabajadores a su cargo.

Para los trabajadores independientes que tengan un establecimiento con acceso al público, el seguro RC es obligatorio, este debe tenerse en caso de que un tercero sufra algún daño o accidente dentro del negocio. Por ejemplo, si algún cliente sufre una caída, entre otros posibles eventos que pudiesen afectar a una tercera persona, este seguro asumiría los gastos que se generen de acuerdos a los límites económicos establecidos al momento del contrato.

Entre los seguros RC más comunes para autónomos, se encuentra el seguro de responsabilidad civil general. Con este se garantizan las reclamaciones de daños directos, tanto materiales como personales, por hechos causados a terceros por la actividad profesional. Al contratar este tipo de seguro garantizas la tranquilidad para el desarrollo de tu negocio ante cualquier imprevisto que implique cancelar indemnizaciones a terceros, así como los gastos que se deriven de tu defensa jurídica.

Otro seguro también muy común para trabajadores por cuenta propia, es el seguro de responsabilidad civil profesional, que tiene como objetivo proteger al solicitante por daños causados en elementos patrimoniales que haya podido generar a sus clientes, por error u omisión, en el ejercicio de su profesión. Es por esto que, cualquiera que desempeñe una actividad profesional necesita de este tipo de seguro, ya sea un médico, abogado, economista, contador, informático, arquitecto, del ramo de la construcción, o ingeniero; entre otros.

Seguros de responsabilidad civil para autónomos más específicos

También existen otros tipos de seguro de responsabilidad civil para autónomos más específicos, con coberturas más puntuales, entre ellos se encuentra el seguro de responsabilidad civil patronal (dirigido a autónomos con trabajadores a su cargo para cubrir los daños sufridos por sus empleados o dependientes durante un suceso laboral). Otro de estos es el seguro en defensa y fianzas que se emplea ante procedimientos judiciales.  

El seguro de responsabilidad civil para autónomos que al final decidas contratar, dependerá expresamente de las características de tu negocio. Son muchas las variables que debes evaluar; por lo tanto, recuerda que es muy importante hacer la mejor elección de este para que ningún incidente genere pérdidas. También puedes contar con la orientación de un profesional del sector, como un mediador de seguros.

Uso más frecuente del seguro de RC para autónomos. Photo by Shridhar Gupta on Unsplash

Uso más frecuente del seguro de RC para autónomos. Photo by Shridhar Gupta on Unsplash

Casos más frecuente de uso de los seguros de RC para autónomos:

Los casos más comunes en los que los clientes profesionales autónomos tienen necesidad de utilizar su póliza de Responsabilidad Civil suelen ser, como en todos los siniestros de este ramo, las reclamaciones de terceros perjudicados.

Sin embargo, hemos de resaltar que generalmente el primer momento en que el asegurado se acuerda de la póliza de seguro de Responsabilidad Civil viene antes de la reclamación del tercero, es decir, cuando el propio asegurado ve que en su labor diaria causa un perjuicio a un tercero.

Por ejemplo, el primer caso es cuando el asegurado ve que por su actuación profesional ha causado un perjuicio a un tercero e inmediatamente cree que su póliza de Responsabilidad Civil tiene un carácter de “seguro de daños” en donde su aseguradora cubrirá el perjuicio producido.

La segunda reacción es generalmente ponerse en contacto con su mediador de seguros, quien podrá orientarle sobre la finalidad de los seguros de Responsabilidad Civil así como sus coberturas.

El cliente no habituado a este tipo de siniestros comprende a través de su mediador que el siniestro en Responsabilidad Civil no se produce cuando ocurre el “hecho súbito imprevisto”, sino cuando él mismo es causante del daño a un tercero y se le responsabiliza civilmente de este daño respondiendo con su patrimonio.

El departamento de siniestros de Markel, conforme a nuestra experiencia y especialización en Responsabilidad Civil, está perfectamente organizado para que en colaboración con el mediador, demos una respuesta inmediata a los asegurados y en un entorno de claridad y confianza.

Los pequeños autónomos instaladores, profesionales de empresas de servicios, técnicos ingenieros, etc., no tienen por qué conocer todas las coberturas y términos de sus seguros de Responsabilidad Civil, por ello siempre confían en su mediador y en una compañía especializada como Markel.